La Resurrección del Héroe

Vision alternativa sobre Cultura Politica Economia Arte y Sociedad

Terrorismo político organizado : Noruega agosto 19, 2011

Filed under: Complot Mundialista,Europa,Internacional,la otra Historia — newblood @ 12:00 am

“Luchemos junto a Israel, con nuestros amigos sionistas contra todos los antisionistas, contra los marxistas culturales y los multiculturalistas.”Manifiesto de Anders Behring Breivik

“… existen dos células más en mi organización…” Anders Behring Breivik en declaración bajo custodia policial (Reuters 25/7/2011)

Introducción

El atentado con explosivos en las oficinas del Primer Ministro de Noruega, el laborista Jen Stoltenberg, del 22 de julio de 2011 en el que mueren 8 civiles, y el subsiguiente asesinato político de 68 activistas de la Juventud del Partido Laborista en la Isla de Utoya, a 20 minutos de Oslo, ejecutados por el militante neo-fascista/cristiano-sionista, generan interrogantes fundamentales sobre el creciente vínculo entre la extrema derecha legal, los medios corporativos, la policía noruega, Israel y el terrorismo de extrema derecha.

Los medios corporativos y el ascenso del terrorismo de derecha

Los principales periódicos en idioma inglés, The New York Times (NYT), el Washington Post (WP), el Wall Street Journal (WSJ) y el Financial Times (FT), al igual que el Presidente Obama responsabilizaron a “extremistas islámicos”, ante los primeros comunicados policiales de los asesinatos, publicando una serie de titulares y reportes incendiarios (y falsos), rotulando los sucesos como “el 11/9 de Noruega”, en términos que replicaban las justificaciones y motivaciones ideológicas citados por el mismo asesino político cristiano-sionista Anders Behring Breivik. La portada del 23/24 de julio del Financial Times (de Londres) dice “Temor ante extremismo musulmán: Peor golpe en Europa desde 2005”. Obama de inmediato mencionó el ataque terrorista en Noruega para justificar su guerra contra los países musulmanes. El FT, NYT, WP, y WSJ sacaron a relucir a sus “expertos” para que debatieran qué líderes o movimientos árabes/musulmanes fueron responsables del ataque -a pesar de los reportes de prensa noruegos anunciando el “arresto de un hombre nórdico vistiendo uniforme policial”.

Obviamente, los medios corporativos de EE.UU. y la élite política estaban ansiosos por usar el ataque con bombas y los asesinatos para justificar las guerras imperiales ignorando las organizaciones extremistas domésticas en expansión y a los individuos violentos producidos por la propaganda oficial de fobia al Islam.

Cuando Anders Breivik, autoproclamado neo-fascista, entregó sus armas a la policía noruega sin resistencia haciéndose responsable por el atentado con explosivos y la masacre, tuvo lugar la segunda fase del encubrimiento oficial: Fue descripto de inmediato como “un asesino solitario”, que “actuó solo” (BBC, 24 de julio de 2011) o como perturbado sicológicamente, minimizando sus conexiones políticas, las influencias de ideólogos de EE.UU., Europa e Israel en su formación y su compromiso con ellos, lo que condujo a sus actos de terrorismo. Incluso más indignante aún, los medios y los funcionarios ignoraron el hecho de que un ataque terrorista complejo y de varias fases estaba fuera del alcance de un “trastornado mental”.

Anders Berhring Breivik había pagado la membresía de un partido de extrema derecha, el Partido del Progreso y había sido colaborador y contribuyente de un sitio web abiertamente neo-nazi. Frecuentemente dirigió su odio contra el gobernante Partido Laborista por su tolerancia relativa de los inmigrantes. Manifestó a menudo su desprecio hacia los inmigrantes, los musulmanes en particular, y fue un ardiente cristiano-sionista simpatizante de la represión de Israel y de su política terrorista contra el pueblo palestino. Su accionar criminal fue esencialmente político y enmarcado en una red política muy amplia.

La élite política y los medios han hecho malabares para negar las conexiones yuxtapuestas entre la islamofobia ideológica “legal”, entre los que se cuentan los sionistas estadounidenses Daniel Pipes, David Horowitz, Robert Spencer y Pamela Geller, el Partido de la Libertad de Holanda de extrema derecha liderado por el propagandista del odio Geert Wilders y su contraparte, el Partido del Progreso de Noruega que hace llamados contra la “amenaza musulmana”. Los terroristas de “acción directa” responden a partidos legales, como el Partido del Progreso, el que recluta y adoctrina a activistas, como Breivik. Cuando estos abandonan el “camino legal” para ejecutar masacres, los “respetables” propagandistas del odio los condenan hipócritamente… después del hecho consumado.

El asesino solitario: Un Superman fascista más rápido que una bala contra la policía más lenta que una tortuga artrítica

El caso de “terrorista lobo solitario” es difícil de sostener. Es una red de mentiras para cubrir la complicidad del estado, los errores de inteligencia y el agudo giro a la derecha en la política interna y exterior de los países de la OTAN.

No hay ninguna base para aceptar el reclamo inicial de Breivik de que actuó solo por varias razones esenciales: Primero, el coche bomba, que devastó el centro de Oslo, fue un arma de alta complejidad cuya preparación requería conocimientos especializados y coordinación -del tipo disponible por el estado o los servicios de inteligencia, como el Mossad, que se especializa en coches bomba de gran capacidad destructiva. Amateurs, como Breivik, sin entrenamiento en explosivos, por lo general sufren accidentes con los explosivos o carecen de la destreza necesaria para conectar los relojes electrónicos de los dispositivos o de los detonadores a distancia (como lo demostraron los fracasos del portador de explosivos en los zapatos, el de la ropa interior o el llamado terrorista de Times Square). En segundo lugar, los pormenores de a) transportar una bomba, b) obtener (robar) un vehículo, c) colocar el dispositivo en un sitio estratégico, d) hacerlo detonar exitosamente, y e) vestirse con un uniforme especial de la policía y llevar un arsenal de cientos de municiones, y conducir un vehículo hasta la Isla de Utoya, f) esperar pacientemente un ferry, armado hasta los dientes, g) cruzar con otros pasajeros vistiendo uniforme policial, h) agrupar a los activistas de la juventud laborista y comenzar la masacre de numerosos jóvenes desarmados y finalmente i) dar el tiro de gracia para matar a los heridos y perseguir a los que trataron de huir nadando o escondiéndose – Esta no es la actividad de un fanático solitario. Ni siquiera la combinación de Superman, Einstein y un tirador de primera clase hubiera podido realizar todas estas tareas.

Los medios y los líderes de la OTAN deben pensar que el público está formado por idiotas pasivos que creerán que Anders Behring Breivik “actuó solo”. El está dispuesto a aceptar la condena de 20 años si eso significa, como él sostiene, que su acción es la chispa que encenderá a sus camaradas y movilizará los objetivos de los partidos violentos y legales de la extrema derecha. Frente a un juez noruego el 25 de julio, declaró públicamente la existencia de “dos células más en mi organización”. De acuerdo con los testimonios de testigos en la Isla de Utoya, se escucharon disparos de dos armas diferentes desde distintas direcciones durante la masacre. La policía dice que está… “investigando”. No hace falta aclarar que la policía no halló ningún indicio; en su lugar han montado un “show” para cubrir su falta de accionar haciendo una redada en dos casas, alejadas de la masacre y rápidamente liberaron a los sospechosos.

Sin embargo, la implicación política más grave del acto terrorista es la obvia complicidad de los jefes de alto rango de la policía. La policía se demoró 90 minutos en llegar a la Isla de Utoya, ubicada a menos de 20 kilómetros de Oslo, a 12 minutos en helicóptero y a 25-30 minutos en coche o en lancha. La demora le permitió a los asesinos de extrema derecha agotar sus municiones, maximizando la cantidad de muertos entre los jóvenes activistas antifascistas y devastando el movimiento juvenil laborista. El jefe de policía, Sveinung Sponheim, presentó la más débil de las excusas alegando “problemas de transporte”. Sponheim dijo que no había ningún helicóptero “disponible” y que “no podían hallar una lancha” (Associated Press, 24 de julio, 2011). Sin embargo había un helicóptero disponible; este sobrevoló Utoya y filmó la carnicería mientras sucedía, y más de la mitad de noruegos, gente de mar por milenios, posee o tiene acceso a un bote o lancha. Una fuerza policial, enfrentada a lo que el Primer Ministro llamó “la peor atrocidad desde la ocupación nazi”, que se mueve a paso de tortuga artrítica para rescatar a jóvenes activistas, genera la sospecha de algún grado de complicidad. El interrogante obvio que surge se refiere al grado de infiltración de la ideología extremista de derecha -neo-fascismo- en la policía y las fuerzas de seguridad, especialmente en las altas esferas. Este grado de “inactividad” genera más preguntas que respuestas. Sugiere que los socialdemócratas solo controlan una parte del gobierno -el poder legislativo, mientras que los neo-fascistas tienen influencia en el aparato estatal.

El hecho es que la policía no salvó ni una sola vida. Cuando finalmente llegaron, Anders Behring Breivik se había quedado sin balas y se entregó a la policía. La policía no disparó un solo tiro, literalmente; ni siquiera tuvieron que perseguir o capturar al asesino. Un escenario casi de coreografía: Cientos de activistas heridos, 68 activistas desarmados y pacíficos asesinados y la juventud del movimiento laborista diezmada.

La policía puede decir “caso resuelto” mientras los medios corporativos parlotean sobre un “asesino solitario”. La extrema derecha tiene un “mártir” para enmascarar el avance de la cruzada antimusulmana y pro-israelita. (Que trae a la memoria al asesino serial israelita-estadounidense Dr. Baruch Goldstein, quien mató a docenas de hombres y niños palestinos durante una plegaria en 1994.)

Sólo dos días antes de los asesinatos políticos, el jefe del Movimiento Juvenil del Partido Laborista, Eskil Pederson, dió una entrevista a Dagbladet, el segundo tabloide en tirada, en la que anunció “un embargo económico unilateral a Israel por parte de Noruega” (Gilad Atsmon, 24 de julio, 2011).

El hecho es que los militares noruegos no tienen problemas en enviar 500 tropas a Afganistán, en la otra mitad del mundo y proveer seis aviones y pilotos de la Fuerza Aérea de Noruega para bombardear y aterrorizar Libia. Y sin embargo, ¿no pudieron hallar un helicóptero o un bote a remo para transportar policías un par de cientos de yardas para detener un terrorista de extrema derecha en su país -cuya locura asesina era descripta segundo a segundo por las aterrorizadas víctimas a sus desesperados padres por teléfono celular?

Las raíces imperiales del fascismo interno: Conclusión

Claramente, las decisiones de Noruega y otras naciones escandinavas de participar en las cruzadas imperiales de EE.UU. contra los musulmanes -especialmente los pueblos árabes del Medio Oriente- han generado un auge de la derecha neo-fascista. Ahora quieren “traer la guerra a casa”; quieren que Noruega vaya más lejos aún, que “limpie la nación” expulsando a los musulmanes. Quieren enviarle un mensaje al Partido Laborista: O aceptan los objetivos neo-fascistas y pro-israelitas o enfrentarán más masacres, más fascistas electos, más seguidores de Anders Behring Breivik.

El Partido del Progreso es ahora el segundo partido más grande de Noruega. Si una coalición “conservadora” derrota al Partido Laborista, los neo-fascistas ocuparán probablemente puestos en el gobierno. Quien sabe, después de unos años de buena conducta, quizás hallen una excusa para conmutar la sentencia de su ex camarada… o lo proclamen mentalmente rehabilitado y lo liberen.

Claramente, lo que se necesita hacer es retirar de inmediato todas las tropas de las guerras imperiales e iniciar una lucha sistemática, coherente y organizada contra los terroristas de extrema derecha internos y contra sus padrinos intelectuales en EE.UU., Israel y Europa. Los jóvenes laboristas deben poner presión en sus demandas de que el Gobierno Laborista, encabezado por el Primer Ministro Jen Stoltenberg, reconozca la nación Palestina e implemente un boicot total a los productos y servicios de Israel. Se debe organizar una campaña nacional e internacional de educación política que exponga los vínculos entre los fascistas legales respetables y los terroristas violentos. Los mártires de la juventud laborista de la Isla de Utoya deben ser celebrados y sus ideales enseñados en las escuelas. Los enemigos de la extrema derecha y simpatizantes declarados, encubiertos o cómplices directos, deben ser expuestos y condenados. La mejor arma contra el ataque violento de los neo-fascistas es una ofensiva política y educativa, que retome las tradiciones de lucha antifascista, anti-Quisling (el notorio colaborador nazi) de la era de sus abuelos. No es demasiado tarde si el Partido Laborista, los sindicatos noruegos y los jóvenes antifascistas actúan ahora, antes de la llegada de la avalancha fascista.

James Petras//Traducido por Silvia Arana para Rebelión

Fuente : http://www.rebelion.org

Anuncios
 

SONDEO DE LE PARISIEN Marine Le Pen avanza imparable en los sondeos y ya supera a Sarkozy en intención de voto agosto 18, 2011

Filed under: Europa,Internacional — newblood @ 12:17 pm

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, aparece en cabeza de un sondeo para la elección presidencial de 2012, delante del actual presidente Nicolas Sarkozy, según los resultados de una encuesta conocidos (05/03/2011)

El sondeo, hecho por la empresa Harris Interactive para el diario francés Le Parisien, indica que Marie Le Pen cuenta con un 23% de intenciones de voto, mientras que el conservador Sarkozy y la candidata del Partido Socialista (PS), Martine Aubry, empatan con un 21%.

Este estudio se llevó a cabo vía internet entre el 28 de febrero y el 3 de marzo 2011, y sondeó  a 1.618 franceses mayores de 18 años. Los resultados del sondeo han sido publicados por el diario francés Le Parisien.

Es la primera vez que los sondeos dan la posibilidad a la candidata del Frente Nacional de pasar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se celebrarán en mayo del 2012.

Marine Le Pen, de 42 años, sucedió el 16 de enero pasado a su padre Jean-Marie Le Pen,  e inmediatamente lanzó su campaña para la elección presidencial de 2012.

 

Los partidos de ultraderecha ganan espacio en toda Europa

Filed under: Europa,Internacional — newblood @ 12:10 pm

Los movimientos extremos cada vez son más aceptados por agitar banderas antiislamistas y xenófobas

La reciente y para muchos inexplicable tragedia en Noruega, donde el viernes un militante de extrema derecha asesinó a decenas de personas ante la inocente inoperancia de la Policía, vuelve a alertar a Europa sobre el exponencial crecimiento de estos movimientos y lo peligrosos que pueden llegar a ser sus solitarios y aislados militantes.

La ultraderecha gana espacio en toda Europa,forma parte de coaliciones de gobierno en Dinamarca, Holanda, Italia y varios países del este y controla cientos de municipios.

En Francia, Marine Le Pen, hija del ya casi legendario Jean-Marie Le Pen, podría incluso quedar por encima del conservador Nicolás Sarkozy en las elecciones presidenciales del año que viene. En los países nórdicos crece con fuerza, y en Bélgica han tenido que ser aislados para poder intentar formar gobierno.

Para el politólogo Jean Yves Camus, en diálogo con AFP, la preocupación es determinar “qué relación existe entre la violencia política de extrema derecha y el avance de formaciones populistas xenófobas, algunas claramente de extrema derecha”.

Para él, estos partidos, por un lado, “frenan las expresiones más violentas”, pero, por otro, “generan gente que abandona esas estructuras” por considerar que son demasiado blandos o moderados.

Y, en cuanto al plano policial, algunos analistas, como Nicolás Lebourg, creen que los sistemas de inteligencia del mundo se concentraron en combatir la amenaza islamista tras los atentados del 11-S y vertieron todo su caudal en los grupúsculos herederos de Al Qaeda, pero no en el germen de un radicalismo interno, que es el que ha explotado en figuras como la del noruego Anders Behring Breivik.

Imagen y carisma

Los nuevos partidos extremos ni siquiera tienen que tocar el poder para aplicar sus políticas, porque la derecha tradicional, temerosa de perder votos, copia y aplica sus iniciativas. Pero esta extrema derecha no es la misma del siglo XX, abiertamente fascista. Basa su éxito en una imagen moderna, unos líderes jóvenes y carismáticos y el miedo a todo lo que parezca islam.

Se apoya también en un racismo y una xenofobia crecientes y en el hartazgo de las poblaciones con una clase política a la que ven como marionetas de los mercados financieros.

Figuras jóvenes -casi todas en torno a los 40 años- tienen en común una fuerte antipatía a la Unión Europea y predican soluciones simplistas a los problemas de unas sociedades envejecidas y conservadoras.

Se los puede dividir en dos definiciones: los herederos y los innovadores.

Entre los primeros cobra fuerza Marine Le Pen, hija del fundador del Frente Nacional francés y tercera fuerza política, de creer en los últimos sondeos. Eurodiputada desde el 2004 -con muy poca presencia en Bruselas-, Le Pen, que cumple 43 años, estuvo tras la sombra de su padre hasta el año pasado, cuando este le pasó los mandos.

Abandonado el revisionismo de la historia de la Segunda Guerra Mundial -su padre minimizó el holocausto judío-, Le Pen se está convirtiendo en una opción aceptable para la derecha. Sus claves son la fuerte islamofobia, un discurso duro contra la inmigración y populismo en lo económico y en el papel francés en Europa.

Del estilo de Le Pen es el sueco Jimmie Akesson -de 31 años-, heredero de los fascistas suecos -hasta 1996 vestían uniformes en sus reuniones-. Akesson, que cuida su imagen y ha hecho que su partido, Demócratas Suecos, abandone la parafernalia neofascista, tiene una obsesión: expulsar a los inmigrantes, empezando por los musulmanes, apoyándose en una clase trabajadora que empieza a competir por trabajo y servicios sociales con esos inmigrantes y que se siente abandonada.

Como ellos, aparecen figuras como el austríaco Heinz-Christian Strache. Guapo, de ojos azules, sonrisa de cuña publicitaria, Strache ronda el 25 por ciento de los votos y nutre a su partido de jóvenes salidos de las ‘Burschenschaften’, corporaciones de estudiantes nacionalistas y pangermánicos prohibidas a las mujeres. Strache no habla del Tercer Reich, sino del “peligro del islam”.

También figuran modernos neonazis como el independentista flamenco Filip Dewinter -heredero de los colaboradores belgas con los nazis durante la Segunda Guerra- y miembro muy joven de las ‘Jongerenfront’, grupos neonazis de universidades flamencas.

En el otro capítulo estarían los innovadores, políticos sin tradición de extrema derecha, en países donde tales tendencias son nuevas. Se basan principalmente en su islamofobia.

El ‘ejemplo’ Wilders

El caso de libro es el holandés, xenófobo y populista Geert Wilders. Su cabellera teñida de rubio platino ya pasó por el Partido Liberal, pero incómodo por su moderación, se fue y fundó el Partido de la Libertad. Provocador profesional, se describe como un “libertario de extrema derecha” y rechaza que se le mezcle con dirigentes similares de otros países. De sus diputados dependió la formación del último gobierno, una coalición de conservadores y liberales que se apoya en Wilders, faltos de mayoría parlamentaria suficiente.

Heredero político del asesinado Pim Fortuyn, dijo en declaraciones al diario británico ‘The Guardian’ que “el islam no es una religión: es una ideología, la ideología de una cultura atrasada” y “fascista”, tras comparar el Corán con el Mein Kampf (Mi lucha) de Hitler. Wilders es una de las figuras que más admiraba el asesino noruego.

Del estilo de Wilders es el finlandés Timo Soini. Jefe del Partido de los Verdaderos Finlandeses, tercero en las últimas legislativas, es un antieuropeísta furibundo a pesar de ser eurodiputado.

También está Krisztina Morvai -la ‘Barbie Fascista’-, una húngara rubia, atractiva, la más destacada de una nueva generación de políticos de tendencias muy extremas. Morvai es antisemita, xenófoba y tiene una tendencia incontrolable a criminalizar a los gitanos. Su partido, Jobbik, a la derecha de la extrema derecha, tiene incluso un grupo paramilitar, ilegal pero tolerado.

Estos son los nuevos movimientos, pero partidos de extrema derecha hay también en Polonia, Italia, el Reino Unido, Dinamarca, Eslovaquia, la República Checa, Rumania y Bulgaria. Los camisas pardas van conquistando, poco a poco, franjas electorales que hasta ahora tenían vedadas.

El caso de los noruegos

El populista Partido del Progreso (FRP), donde militaba Anders Behring Breivik, se consolidó como segunda formación en las legislativas del 2009, con un 22 por ciento de los votos, tras el Partido Laborista, del primer ministro, Jens Stoltenberg.

La tradicional permisividad política escandinava favorece a estas formaciones, cuyo impacto crece en la medida en que lo hace su cómputo de escaños, principal fuente de ingresos de las formaciones.

http://www.eltiempo.com

 

La verdad sobre el asesino noruego de Otoya : Mason y Sionista

Filed under: Complot Mundialista,Europa,Illuminati,Internacional — newblood @ 10:14 am
24, 2011
por Foro Católico
Anders Behring Breivik, presunto autor del doble atentado, con su mandil de maestro masón (3er. grado)
 (Con información de Catholicvs y Pijama Surf.com)
  El terrible ataque ocurrido en la isla Otoya (Noruega), donde murieron cerca de 90 jóvenes, de entre 13 y 25 años, reunidos en un campamento de verano del Partido Laboral, fue obra de Anders Behring Breivik un manifiesto sionista y masón, no un cristiano conservador o un islamista como afirmó la Gran Prensa al inicio.
  La ridícula teoría replicada irresponsablemente –mostrando cómo se construye la narrativa del terror– sobre el complot islámico o el católico conservador (en Noruega los católicos son poco más del 2% de la población), dejó su lugar al asesino solitario psicópata con tendencias al sionismo y militante masón.
  En Facebook había dicho que es director de una granja en Rena, Noruega, la empresa es Breivik Geofarm, la cual utilizó durante los dos últimos años para adquirir  toneladas  de fertilizante, que finalmente empleó para la fabricación de explosivos, sin levantar sospechas.
  Disparó contra cientos de jóvenes de un campamento de verano de la Liga Laborista Juvenil (Arbeidernes Ungdomsfylking, AUF), la rama juvenil del Partido Laborista Noruego, y a donde el Primer Ministro, Jens Stoltenberg, pensaba asistir.
  Este doble atentado ha dejado ya como saldo casi un centenar de víctimas mortales (86 en Utøya y 7 en Oslo), sin contar los heridos.
  Tras la explosión en un edificio gubernamental del centro de la capital, este hombre, supuestamente disfrazado de policía, abrió fuego en un campamento de las Juventudes del Partido Laborista Noruego cerca de Oslo. El hombre, ya detenido por la policía, ha sido identificado en todos los medios de comunicación como Anders Behring Breivik, un noruego de 32 años.
  Pese a que medios de comunicación mundialistas (como The New York Times o El País), en un más que habitual acto de manipulación informativa, han destacado que dicho sujeto es un“conservador cristiano”, en realidad lo que define al presunto terrorista es su ideología pro-sionista (participaba activamente en páginas web anti-islamistas, como Document.no), su admiración por Max Manus (un héroe local antinazi de la Segunda Guerra Mundial), y su pertenencia a la Masonería (pertenece a la logia masónica John Lodge al menos desde 2008, según consta en el Anuario de la Orden Masónica Noruega, siendo grado 3, de 10 que tiene dicha logia).
  En la imagen que abre esta entrada podemos verle con los símbolos masónicos, en una foto que él mismo tenía puesta en su perfil de Facebook (ahora bloqueado por la Policía).
  El propio Anders Behring Breivik, sin embargo, había expresado que la política actual no gira en torno al socialismo o al capitalismo, sino que la lucha se encontraba entre el nacionalismo y el internacionalismo.
 

INVASIÓN La llegada de inmigrantes a las costas españolas ha aumentado en un 77% en lo que va de año

El director adjunto de la Agencia de Control de Fronteras Exteriores (Frontex) de la Unión Europea, Gil Arias, asegura que la llegada de inmigrantes a las costas españolas ha aumentado en un 77% en lo que va de año, en relación a las cifras del 2009.

A pesar de las cifras dadas por Arias, el Gobierno niega que exista un problema de entrada de simpapeles y minimiza lo que está ocurriendo en Ceuta y Melilla. Para el Ejecutivo, cualquier comparación con las cifras del año anterior es una trampa o un error.

Gil Arias asegura que la principal ruta de entrada a España es el Levante y Andalucía. «Son pateras procedentes de Argelia y Marruecos. Las costas españolas se están viendo afectadas por el conflicto libio. De hecho, algunos de los inmigrantes que han llegado en las últimas semanas a Levante y Andalucía dicen haber estado trabajando en Libia y haber viajado a través de Argelia para cruzar luego el Mediterráneo», añade Arias.

Arias deja entrever una falta de compromiso de Marruecos en la lucha contra la inmigranción ilegal. El funcionario europeo tiene claro que la caída de entradas de inmigrantes en Canarias ha venido precedida de una «cooperación muy activa» de Mauritania y Senegal. En lo que va de año solo han entrado 178 inmigrantes por las islas. Por eso pide más «compromiso» a los países vecinos.

Mientras el Gobierno y Frontex discrepan sobre la interpretación de las cifras, en Ceuta y Melilla la entrada de inmigrantes se ha duplicado en julio y lo que llevamos de agosto y los servicios de información de la Guardia Civil y de la Policía Nacional hablan de una crisis en toda regla. En Melilla especialmente, donde las mafias utilizan un nuevo método de entrada: Vender a los inmigrantes barcas de juguete hinchables a 400 euros y que usan ante la absoluta indiferencia, o colaboración, de la policía marroquí previo pago de un soborno.

Fuente : http://www.minutodigital.com